jueves, octubre 20

Nadie sabe

- Buen día.
+ Buenos serán para vos.
- ¿Por qué tanto malhumor?
+ Porque no logro bancarme, no logro confiar ni en mi misma.
- Eso no es cosa fácil, lleva mucho tiempo quererse, amarse.
+ Por eso mismo me siento mal, hace diecisiete años que trato y no lo logro.
- ¿Como te sentís?
+ Me odio, siempre me odié, siempre me guarde en una cajita de cristal para que nadie me vea, me encierro en mi misma y me hago mal. Nadie sabe lo que estar en mis zapatos ¡Quien lo va a saber si nadie se puso a pensar en mi!. Nadie sabe lo que es ser Ailén, estar permanentemente torturada por esos miedos inconscientes, por esa necesidad de cariño o amor, por la soledad que pasó a ser rutina, por esa eterna negación, por el dolor que siento en mí misma, con la sensación de no poder ni confiar en tu sombra, por esos cambios de humor de los que ni yo sé porqué pasan. Nadie sabe lo que es tener que luchar con tu enemigo todo el tiempo, y que éso que te hace tanto mal seas vos, nadie sabe lo que se sufre porque de un día para el otro te alejas de todos los que querés sin ninguna razón. ¡¿Quién sabe lo que se siente?! Esos pensamientos suicidas que aparecen, irrumpen en mi aparente calma y sacan lo peor de mi, si es que no esta siempre a la vista. Esas ganas de estar sola, pero esa necesidad de compañía. ¿¡Quien sabe lo que es ser yo?! Si nadie cada vez que le pasa algo malo, cae en lo mismo, una y otra vez en la misma situación, andar escondiendo los brazos no es la solución de nada, pero ¿qué mas me queda? Si no encuentro otra forma de liberarme. ¡¿Quién sabe lo que me pasa?! Si hay veces que me pongo a escribir un testamento, si planeo mi propia muerte, si le dejo dicho a mi familia lo que quiero que hagan, si especulo con formas de morir o matarme. ¡¿Quién sabe lo que es ser yo?! Si mis contradicciones y mis cambios tan seguidos y abruptos alejen a los demás, si no dejo que me quieran, si no creo en anda, si digo todo lo contrario a lo que quiero decir, si no soy capaz de controlarme a mi misma, si vivo reprimiéndome y aunque trate, trate y trate no puedo hacerlo, no puedo dejar de ser esa solitaria que toda mi vida fui; si con amigos, con buenos amigos, pero con una soledad interior que opaca todo. Quién sabe lo que es ser yo si sos la única y primera persona que me lo pregunta..


No hay comentarios:

Publicar un comentario