viernes, julio 27

Condenada al olvido.

Si esto fuera un papel les aseguro que la hoja ya se habría roto de tanto empuñar la goma en lugar de optar por el lápiz. 

Creo que nací en la localidad equivocada, el barrio equivocado, la clínica equivocada y hasta me aventuro a decir que en la calle equivocada. O por algún descuido del destino algo de la mitología de Flores fue a parar a mí también. Así como un caso único, parecido a una maldición merecida antes de nacer. Qué sé yo, soy una piba con mala suerte en el amor que intenta encontrar consuelo en algún libro, que busca soluciones mágicas a eventos desafortunados. Una mina que, esperanzada, busca alguna línea que la identifique, en un banal intento de poner en palabras aquello que siempre sintió en el corazón. Soy tan simple que parezco compleja. No es necesario ni que me quieras yo sólo soy feliz queriéndote. Imposible, no imposible, cercano o no, dejarte querer es el mejor regalo que me podés hacer. Y así, condenada al desengaño, a amar secretamente, lo único que me toca es el olvido.

3 comentarios:

  1. Aquí tienes un regalito (la entrada lo merece) es muy bonita y has conseguido emocionarme (que no es fácil) Te sigo. ME sigues?
    un besoooo♥

    ResponderEliminar
  2. Muy poético y tan sentido que no dudo que sea verdadero. Imposible escribir así si no se siente. No sé tu edad, pero te percibo casi adolescente. Tus escritos son excelentes pero la temática es la de alguien que aún es muy joven.
    "No es necesario ni que me quieras yo sólo soy feliz queriéndote", es mu lindo, pero sabemos que así no funcionanlas cosas.
    Excelente.
    Un beso grande

    ResponderEliminar