miércoles, julio 31

Starting a new Chapter

Hola, volví y ojalá sea para quedarme.
Es raro volver a mi Blog, a mi casa y pensar -o intentar- tan diferente, con una actitud diferente frente al problema que estoy pasando. Ya lo conté una y mil veces, hasta el hartazgo, lo saben de memoria personas que no conozco sólo por leerlo en mi Blog pero ahora quiero molestarlos una última vez...pero desde otro punto de vista.
Es loco como pasa el tiempo y como ya pasaron 7 meses del año y yo sigo estancada, en la nada. Por eso algo en mí dijo ¡BASTA! Algo en mí pedía liberarse y salir, algo en mi decía que era tiempo de ser un poco egoísta y pensar en mí bienestar.
Como lo dice el título, estoy empezando un nuevo capítulo, con otro nombre, con otro color, con otro punto de vista. Distinto. Con cambios, pueden que sean favorables o no, pero son cambios y el deseo de cambiar lo tengo casi intacto. Cambié mi url, cambié mi forma de vestir, empecé a escuchar música más movida (un poco nomás, no me pidan un cheboli en mi celular porque no llego a tanto, eh) Pero lo más importante de todo es que la imagen que estoy viendo en el espejo tiene algo que antes no tenía: una sonrisa.
Y sí, ahora cuando escribo esto estoy llorando, no sé si de tristeza o de alegría. De tristeza por mi pasado y por el miedo a decaer como ahora, de estar tan alto y golpearme tan fuerte contra el suelo. Pero de alegría...sí, creo que es de alegría, porque yo hoy me siento y veo mis brazos, todos con cicatrices viejas pero los veo limpios, no veo sangre, no veo vendas, no veo rojo. Sé que las voy a ver el resto de mi vida y que las voy a leer todos los días, pero ¡qué me importa! Voy a tener vida para leerlas y lo importante es que llegue a vivir todo lo que quiero vivir y no sufrir la vida.
Ahora cuando me veo los brazos, las piernas, la panza...veo progreso. Sí, yo soy esa que tiene marcas de por vida, pero todos tenemos historias, todos tenemos cicatrices. Algunos visibles, otros no. A mí me tocó esto y tengo que tener la fuerza de voluntad para poder perdonarme y seguir adelante. Seguir remándola como hasta ahora.
No sé si volveré a caer, ojalá que no. No sé si volveré a hacerlo, un hábito de siete años no se saca de un día para el otro pero si algo de esto pasa estoy dispuesta a seguir intentando. No me quiero rendir, no quiero aflojarla ahora. No quiero dejarme ganar por Worthless. La quiero mucho, es mía, es mi otra yo, no me la saquen, pero no me dejen perderla. Sé que voy a vivir con un pasado bastante oscuro, pero prefiero tener un futuro con mí pasado a que más pasado que futuro.

Y la sal en mis heridas ya no arde como solía hacerlo, no es que no sienta el dolor es que ya no tengo miedo de que me duela. Y la sangre en mis venas está bombeando como jamás lo hizo y ésa es la esperanza que tengo, lo único que sé que me mantiene viva...¡Es sólo una chispa pero es suficiente para seguir adelante!


No hay comentarios:

Publicar un comentario