jueves, octubre 6

This pain is just too real.

Solía vivir encerrada. Solía estar 'ciega'. Solía hacer y pensar tantas cosas que nadie se las imagina. Muchos me dijeron que abriera los ojos, que viviera y que deje de estar en mi mundo. pero ¡Quien sabe lo que era estar en mi mundo! No era perfecto, no era nada color de rosa. Nadie se imagina lo que era, ni lo que soy. Masoquista al extremo, como me auto-destruyo es increíble. Era como vivir constantemente con tu peor enemigo, porque éso es lo que soy, mi peor enemiga, nadie me puede hacer tanto mal como me puedo hacer yo misma.
Solía guardarme todo, por miedo, vergüenza o como lo quieras llamar, y no lo exteriorizaba, nunca hablé de mis sentimientos, nunca me mostré como soy, nunca dije todo lo que pensaba, y la única manera que encontré para descargarme fue hacerme mal a mi, cortarme y dejar salir mi dolor, mi ira, mi bronca.
Solía renegar de estar sola, ¡Pero como no voy a estar sola si yo misma ahuyento a la gente!. Si pongo todo mi empeño en alejar a la gente que se me acerca. Nunca disfruté del amor, de la amistad, de que me quieran porque alejo a todo aquel que me quiera, que me apoye, ¿Para qué? Si después te dejan, te traicionan, te pasan por encima y terminas sufriendo, siempre sufriendo.
Solía decir que creía en el amor, pero es porque es una de las pocas esperanzas que me quedan. ¿Para qué enamorarse si terminas sofriendo? Nunca quiero enamorarme, por miedo.
Solía dar consejos que ni yo podía seguir, siempre decía que la vida se hizo para vivirla, que es una sola y que no hay que perder el tiempo porque nunca mas lo recuperas. Y yo de eso nunca hice nada, nunca viví la vida, al contrario me esforcé en que acabara lo más rápido posible. Nunca aproveche el tiempo, lo malgasté muchas veces. 
Solía vivir en una burbuja, encerrada, sola, creyendo que mi realidad era la única realidad que había, la mejor y la que me convenía. Nunca apostaba por miedo a perder. Nunca hablaba por miedo a lo que digan los demás. Nunca me cuidé. Nunca me quise, si hay alguien a quien odio es a mi. 
No sé si decir Gracias o tirarme a llorar, tanto tiempo reprimiendo cosas y que, de repente, te caigan todas las fichas juntas es algo que te duele y te angustia. Te moviliza y te deja sin palabras. Pero a la vez te reconforta y renueva. 


1 comentario:

  1. Vos misma te diste todas las respuestas... Ahora trata de ser alguien que cumple su palabra. Besitoss!! (No puedo opinar mucho xq yo tambien soy autodestructiva. Pero ambas sabemos que no es lo mejor asi q mas vale seguir esos consejos que nos parecen fantasiosos) :)

    ResponderEliminar