lunes, diciembre 26


- Hoy tengo antojo de que me hables de lo que son las fiestas para vos.

Nada. Sinceramente son poco y nada. Recuerdo cuando en un examen de catequesis me hicieron explicar lo que era la Navidad para mi, me hago cargo, fui demasiado sincera o dura, o capas no dije lo que ella quería escuchar, pero fui fiel a lo que pienso y siento. La Navidad para mino es nada, sé lo que significa y no tengo nada en contra de los que la festeja y la sienten una fiesta por su significado. 
Desde muy chica odié y odio las fiestas, me parece de careta tener que juntarse con gente que uno capas ni se habla, ni se banca, para festejar una fecha. Antes solamente amaba la Navidad por los regalos, por el típico 'Papá Noel', después me enteré de la verdad y la magia desapareció. Todavía sigo recibiendo regalos, y muchas veces, aunque suene frívolo y egoísta, es lo que mas me gusta de la Navidad. 
Otra cosa que me da por las pelotas es ver a toda la gente que se saluda con una sonrisa en la cara y te dice 'Felicidades' cuando todo el año estuvieron matándote por detrás. 
Aún así creo que es muy común lo que siento con respecto a la Navidad, mucha gente mas debe pensar como yo o debe tener esta contrariedad con las fechas festivas y también creo que hay mucha gente que dice sentir el 'espíritu navideño' en sus corazones (si es que existe) pero son más fríos que yo. 

La Navidad es mas una fiesta comercial que una fiesta religiosa. 
(Y eso que todos saben todas las cosas que odio de la religión)

No hay comentarios:

Publicar un comentario