miércoles, enero 4


- Cruel

Cae la noche sobre Buenos Aires, la luz reniega al irse a dormir. La luna se prueba su mejor traje, mi banda está preparada para salir. Las chicas sensuales se prueban vestidos, los pibes la previa empiezan a hacer. La locura entra a nuestro vestíbulo y la noche se niega a envejecer. Sacos, tacones y minifaldas, salir a buscar lo que me haga falta. Sacarte una vez de mi cabeza tras descorchar esta cerveza.
Y aquí estoy, y aquí estás, la lluvia no nos va a mojar. Y aquel amor que nos crió tan pronto desapareció. Te vi amar, te vi llorar, que forma cruel de torturar. De acá me voy, yo ya no estoy, todo mi odio es para vos.
Las luces empiezan a cegarme, el aire está empezando a enviciarme. Entre cigarrillos y tequilas entraste otra vez a mi vida. No es lindo arruinarse con tus mentiras, dolores, peleas y tu cocaína. La resaca está empezando a matarme, corazón de hojalata, lágrimas de alambre.
Y aquí no estoy, y aquí no estás, la lluvia nos logró mojar. Y aquel amor que nos crió tampoco desapareció. Te pude amar, logré llorar, que forma cruel de torturar. Y vos te vas y me dejas, y me rompes, me pisoteas, me separas, me lastimas, me abandonas, me arruinas, que forma cruel de torturar. Que forma cruel de torturar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario